Juego de arena terapia o sandplay - Esperanza Psicólogos

«A menudo las manos resolverán un misterio con el que el intelecto se ha debatido en vano.»

(Carl Gustav Jung)

Al introducir las manos a la arena y dejar libre la imaginación, se movilizan las energías creativas del inconsciente iniciándose un proceso psíquico que conduce a la salud y al desarrollo de la personalidad.

La caja de arena terapia alternativa o Juego de Arena (Sandplay) es un proceso Terapéutico de base no verbal desarrollado por Dora Kalff, Analista Junguiana y discípula de Carl Gustav Jung, que nos conecta con lo más profundo y auténtico de nosotros mismos, escapando de las trabas mentales que impiden el acceso, llegando incluso a señalar el camino a seguir.

Se aplica tanto a adultos como a niños, alternándolo con la terapia verbal o bien empleándolo de forma exclusiva, muy indicado para los que se “estancaron” en una psicoterapia verbal, y especialmente útil en personas bloqueadas mental, emocional o sexualmente.

Como es un método no invasivo, es el más indicado para aquellos niños y adultos que han sufrido abusos y diversos tipos de violencia, enfermedades, traumas intensos, o desastres naturales. Y, por supuesto, es ideal para el que quiere conocerse a sí mismo y desarrollarse como persona.

Sandplay es una terapia innovadora (quizás heredera de las visiones de los chamanes, de los dibujos con arena coloreada de los indios Navajo y de los monjes tibetanos, del jardín zen…) con aplicaciones ilimitadas, apenas conocida en España.

Juan Carlos Albaladejo y Esperanza Pérez, Psicólogos Clínicos y Analistas Junguianos, han sido pioneros en España en introducir el Juego de Arena aplicado a Adultos. Asimismo, realizan  Cursos Introductorios al Sandplay para Profesionales.

Si nos quieres enviar un correo:


Caja de arena terapia sandplay | Esperanza Psicólogos

Prueba nuestra técnica de la caja de arena terapia sandplay

Sandplay aplicado a niños:

La infancia puede ser, para algunos, una etapa complicada. Es por ello que muchas veces nos damos cuenta de que nuestros pequeños no son del todo felices y no tienen esa inocencia tan pura que suele invadir a los niños. Una de las técnicas que Juan Carlos y Esperanza Psicólogos utilizamos es caja de arena terapia alternativa o Sandplay.

Ayudar a vuestro hijo a superar este malestar puede ser muy fácil con Juan Carlos y Esperanza Psicólogos, pues el Juego de Arena (Sandplay) es un método infantil muy efectivo para expresar las emociones y conflictos de forma segura, utilizando dos recipientes (de medidas específicas) pintados de azul con arena dentro (una con arena seca, otra con arena húmeda), y una gran cantidad de figuritas y objetos.

La caja simboliza un contenedor del psiquismo, cuyos límites físicos interactuarán con los límites psíquicos y dan seguridad a la hora de jugar en su interior, pintada de azul para representar el mar y el cielo. Por otro lado, la arena simboliza la tierra (y aspectos maternos), que además tiene unas cualidades sensoriales que favorecen tanto al niño como al adulto. Las figuritas y objetos sirven para representar un «relato» o «historia» (que es la expresión oculta de sus emociones, conflictos internos, etc).

A lo largo de los años hemos podido observar que algunos niños llegan a representar momentos emocionales impactantes del día de su venida al mundo o de su gestación, datos que no conocíamos previamente. Esto ha sido corroborado al preguntar a los padres (sobre todo a la madre) por dichos momentos: si nosotros nos hemos sorprendido muchísimo, imaginaos los padres.

Sandplay aplicado a Adolescentes y Adultos:

Esta técnica vivencial hace que el terapeuta pueda explorar los estados internos del paciente y cómo los exterioriza. Por ello, es necesario que la persona conecte perfectamente para que esta terapia pueda cumplir su objetivo: ser un medio de expresión seguro de conflictos, miedos o de cualquier sentimiento. ¿Qué emociones se suelen expresar en este juego? Suelen aparecen incertidumbres, angustias y temores, vivencias violentas, malos tratos, abusos o simplemente conflictos internos.

Por otro lado, no sólo podemos observar emociones sino también elementos que nos indiquen qué tipo de apego tiene la persona, por ejemplo, si es un ser evitativo, desapegado, seguro o muy ambivalente.

Es un tratamiento que puede ser de gran ayuda gracias a que permite que sus sentimientos y recuerdos se pongan en contacto y los pueda reconocer y exteriorizar. Lo importante es que el paciente cree una conexión entre lo consciente y lo inconsciente, dejando ir muchas veces al exterior cosas que se tenían muy en el inconsciente, quizás por ser traumas.

Es curioso observar, por ejemplo, que cuando en las sesiones de terapia verbal ya se ha llegado a conclusiones, pautas, recomendaciones para reorientar su vida, etc, el paciente aún no las aplica; lo sabe perfectamente, pero no da el paso. En cambio, en una sola sesión de Sandplay, tras relatar lo que ha representado, espontáneamente verbaliza aquello que ya sabe y aún no hace… y al oírse a sí mismo se ve impactado, y una nueva energía se crea en su interior, que le permite desencallarse.

En este espacio libre y protegido se están extrayendo imágenes del inconsciente haciéndose visibles tridimensionalmente, lo cual facilita el impacto en la persona. Sus defensas se suavizan, y aquello que nunca antes pudo expresar sale aquí a la luz, de forma no traumática.

Asimismo, es habitual que el adulto represente una situación, y al explicarla conecta directamente con una experiencia pasada que creía ya superada… con la mente sí estaba «superada» porque «lo tenía claro», pero entonces se da cuenta que interiormente no lo está aún, y esto le provoca no sólo una mayor consciencia sino el empujón que necesitaba para superarlo realmente.

¿Cómo procedemos a realizar la técnica de la caja de arena terapia alternativa o Sandplay?

La sala de terapia de Juego de Arena pone a disposición del paciente las dos bandejas con arena (que la presentamos plana) y estanterías con multiplicidad de figuritas y objetos que representan el mundo (físico conocido, mitológico, religioso, etc; el mundo externo y el interno)
Una vez esté todo listo, debemos pedirle (al niño o al adulto) que elijan una de las dos bandejas (arena seca o mojada), y que con la arena y estas figuras pueden hacer lo que quieran, pero siempre dentro de la caja. El terapeuta es el ayudante y acompañará, en todo momento, al paciente.

Así pues, el terapeuta tiene que estar presente con total interés pero en silencio, supervisando en todo momento la escena pero sin interactuar ni interferir. El silencio del analista le permite estar receptivo a todo lo que sucede: cómo el paciente se relaciona con la caja, con la arena, con los estantes, con las figuritas, qué sensaciones percibe del paciente… además de escribir esquemáticamente el orden de colocación de las figuritas, y/o de las formas que está dibujando en la arena.

Al terminar la composición, el terapeuta le preguntará sobre lo que ha pasado en esa caja; nunca interpretará delante del paciente, pues eso no sólo le condicionaría sino que podría interrumpir los beneficiosos efectos de la terapia en su psiquismo. Como máximo, le puede hacer alguna pregunta abierta, que sirva de chispa para que el paciente busque respuesta en su interior.

Si bien después de analizar una sesión aislada el terapeuta puede ver lo que sucede en el interior del paciente, es en el transcurso de las sesiones de Sandplay cuando el terapeuta verá hacia dónde su psiquismo se está dirigiendo para mejorar.

Es por ello que si creéis que vuestro hijo necesita ayuda terapéutica o bien queréis desarrollar las potencialidades que tenéis ocultas, y queréis beneficiaros de nuestra técnica de la caja de arena terapia alternativa de Sandplay, podéis contactar con Juan Carlos y Esperanza Psicólogos a través de nuestro teléfono 615 94 10 60 o enviadnos un email a esperanzapsi@gmail.com. ¡Gracias por vuestra confianza!